A Modern Missions Experience in Latin America

Peru’s Earthquake / Terremoto en Perú

I’m been in Peru since June and I go back to Chile September 15th. Currently I’m working in this area laying the foundation for the work my wife and I will start next year with the opening of the new Inter-American Missiology and Theology Ministerial Bible School.

There aren’t any ministers who belong to the Church of God in this area and there are numerous towns and communities that don’t have churches. There’s a need to start working in these places.

I want to ask for your prayers and let everyone know about the natural disaster that occurred in the south of Peru. In January of this year, my wife and I visited the cities of Ica, Pisco and Chincha to plan for future churches in the area. These are impoverished places and we need your prayers for the victims.

The earthquake happened last Wednesday night. It was pretty strong, 7.8 on the Richter scale. All Peru cried when they witnessed the disaster; two streets in Pisco were left full of dead bodies. It was a terrible wake up call that God sent to Peru in order for people to repent. A Catholic church was celebrating mass when the earthquake happened and the wall and the roof fell off and many people died. The fields, the highways and the roads are full of cracks because of the intensity of the earthquake.

They have found 510 dead people, 1080 severely injured and 150 thousand victims in Ica, Pisco, Chincha, Ancash and Lima so far; in the cities of Pisco and Chincha 75% of the houses fell to the ground. The epicenter was about 62 miles out in the ocean. The deceased have been buried in common graves. Today, August 19th, they are still removing debris from the cities and the number of dead people could rise.

The Bible says all things work for good; never has anyone seen Peruvians get together to help victims and now we are all united to help them. We are at about 930 miles away, but today the local government is gathering nonperishable food and clothes. The trucks with the provisions must go out in the morning; it’s a 30-hour trip from this area to Ica.

All Peru and the countries in the Americas have joined as brothers to help the victims get back on their feet: helping hand in hand. As many as 10,000 big and small trucks are arriving from the north and the south with help daily to the affected cities.

The first country that sent help and rescue workers was Bolivia. They sent an airplane with food, medicine and linens; soon a second airplane will arrive with more food and medicine from the Bolivians. Then, an airplane from Panama arrived with water, medicine and food. Next, Chile sent a Hercules airplane with humanitarian help; also, an airplane from Argentina arrived with medicine and tents and a group of rescue workers and paramedics. A second plane with more humanitarian help will arrive from Argentina within the next few days. Brazil sent three Hercules airplanes with humanitarian help, and rescue workers and firefighters specializing in this sort of disaster. A ship will arrive with more help and heavy machinery soon. The U.S. sent doctors and specialists. Mexico sent a ship with humanitarian help, doctors and water. Colombia sent an airplane with food, medicine, water and tents. Germany sent $269,000. Spain sent 14 tons of food, blankets, milk, tuna and water and we are expecting a second airplane with help pretty soon. Venezuela has offered to help with food, medicine and doctors. Canada and Morocco will help with money to rebuild the houses of the victims. The inmates of the Callao’s penitentiary donated two days worth of their own food to help the victims. Japanese scientists arrived to make an investigation of the earthquake.

These are a few facts known as of August 19th, it is possible that within the next few days we will have more news. We are just praying so God will have mercy on this people and they can be saved. In the future we will establish churches where the earthquake affected people the most.

In Jesus, Your Servant

Narciso Zamora

– – –

Estoy en Perú desde el mes antepasado, y regreso a Chile el 15 de septiembre. Actualmente estoy trabajando en esta área y colocando la primera piedra del trabajo que realizaré con mi esposa el próximo año en este lugar al iniciar la escuela Bíblica ministerial y de misiones plantadores de iglesias.
No hay pastores de la iglesia de Dios en esta área, y hay numerosos pueblos y comunidades que no cuentan con iglesias. Hay una clara necesidad de iniciar la obra en estos lugares.

Por intermedio de está misiva quiero pedir oraciones y comunicar al pueblo cristiano del desastre que sucedió en el sur de Perú. En enero de este año, estuve con mi esposa haciendo un poco de turismo y conociendo Ica, Pisco y Chincha para en el futuro plantar iglesias en estas ciudades. Ahora son lugares asolados y necesitamos de sus oraciones por las personas que han quedado damnificadas.

El terremoto fue el miércoles pasado por la noche. Fue bastante fuerte, de 7.8 en la escala de Richter. En realidad todo el Perú llora al mirar el desastre; dos calles en Pisco quedaron llenas de cadáveres. Fue terrible la llamada de atención de Dios al Perú para que la gente se arrepienta. Una iglesia católica estaba realizando su culto cuando el terremoto ocurrió y las paredes y el techo se derrumbaron y mucha gente murió.

Los muertos llegaron a los 510, 1080 heridos graves y 150 mil damnificados en los lugares de Ica, Pisco, Chincha, Ancash y Lima. En las ciudades de Pisco y Chincha el 75 por ciento de las casas se cayeron. El epicentro del terremoto fue a 100 kilómetros adentro del mar. Los muertos han tenido que ser sepultados en fosas comunes. Ahora es 19 de agosto y todavía están moviendo los escombros de las ciudades de tal manera que puede incrementar el número de muertos.

La Biblia dice que todas las cosas ayudan para bien; no se ha visto nunca a los peruanos unirse para ayudar a los damnificados, y ahora todos estamos unidos para ayudarlos. Nosotros ahora estamos a unos 1500 kilómetros de distancia pero este día la municipalidad está haciendo una campaña acá para recaudar víveres no perecibles y ropa. Los camiones con los víveres deben salir mañana; son 30 horas de viaje desde este sector hasta Ica.

Todo el Perú y los países de América se han unido como hermanos para ayudar en esta catástrofe y poder sacar adelante a los damnificados: uno dándole la mano a otro. Los campos, carreteras y caminos están llenos de grietas por la fuerza del terremoto. Están llegando hasta 10 mil camiones grandes y pequeños desde el norte y el sur con ayuda diariamente a las ciudades donde ocurrió la catástrofe.

El primer país que envió ayuda y rescatistas fue Bolivia. Envió un avión con alimentos, medicina y ropa de cama; pronto llegará un segundo avión con más alimentos y medicina de parte de los Bolivianos. Luego llegó un avión con agua, medicina y alimentos desde Panamá; en tercer lugar Chile envió un avión Hércules con ayuda; también llegó un avión de Argentina con alimentos, medicina y carpas, y un grupo de técnicos rescatistas y paramédicos. Un segundo avión con más ayuda humanitaria llegará desde Argentina en el transcurso de estos días. Brasil envió 3 aviones Hércules con ayuda y técnicos en rescates y bomberos especializaos en estos casos. Llegará un barco con más ayuda humanitaria y maquinaria pesada pronto. Estados Unidos envió doctores y especialistas. México envió un barco con ayuda humanitaria, médicos y agua. Colombia envió un avión con alimentos, medicina, agua y carpas. Alemania envió $269 mil. España envió 14 toneladas de alimentos, frazadas, leche, atún y agua, y se espera que llegue otro avión con ayuda humanitaria. Venezuela ha ofrecido ayudar con alimentos, medicina y médicos especialistas. Canadá y Marruecos ayudarán con dinero para reconstruir las casas de los damnificados. Los internos del penal de la provincia del Callao donaron su comida de dos días para ayudar a los damnificados. Llegaron científicos sismólogos japoneses para hacer una investigación sobre el terremoto.

Estos son algunos datos hasta hoy día 19 de agosto, es posible que en los días siguientes tengamos más novedades. Sólo estamos orando para que Dios tenga misericordia de toda esta gente y lleguen a salvarse en algún momento. En el futuro tendremos iglesias allá en esos lugares donde fue la catástrofe.

En Jesús
Vuestro consiervo

Narciso Zamora

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s